Forjando el futuro: Angélica Cabra

Por: Paula Andrea Gutiérrez

Forjando el futuro

20Día

MarMes

2021Año

Angélica Cabra, directora de Usense, hace realidad sus sueños apoyando la educación por medio del diseño del modelo de residencias más innovador del mundo.

Angélica Cabra, bogotana de pura cepa y madre de Juan, un niño de diez años, con más de una década de experiencia tiene a cargo dos equipos y 250 residentes con los que ha conformado uno de los modelos dedicados a los estudiantes, Usense. Ella estudió Trabajo social en la Universidad Nacional de Colombia, tiene una especialización en Desarrollo humano y salud mental, una maestría en Intervención social y actualmente está aplicando para un doctorado en transformación digital.

Su pasión por la educación no se originó totalmente en las aulas de clase, sino cuando se vinculó a trabajar con procesos comunitarios en áreas rurales, “en los diez años que viví en los llanos orientales formé y gradué a más de 200 líderes sociales en el programa de educación integral. Además, logré vincular muchas universidades para que llegarán a esos territorios”, cuenta Angélica Cabra.

Allí es nombrada directora de los CERES (CENTROS DE EDUCACIÓN SUPERIOR REGIONALES), donde desarrolló una estrategia del Ministerio de Educación. Tenía el objetivo de ayudar a las personas para que accedieran a educación superior en zonas donde no existían universidades, ahí nació el amor que tiene por la educación y por movilizar estos proyectos de aprendizaje.

De vuelta a la ciudad

Gracias a esa experiencia, que todavía la enorgullece, ingresó a trabajar en la Universidad Santo Tomás como directora de desarrollo integral estudiantil. Allí construyó un modelo basado en los cinco sentidos de los estudiantes, con el objetivo de mitigar la deserción. Basándose en esto, formó un programa de entrenamiento para representantes y líderes estudiantiles que le permitiera no sólo acompañar a los estudiantes académicamente, sino también ejecutar un pilotaje de acompañamiento psicosocial, académico y personal en la institución, lo cual logró una buena retención comercial.

Su siguiente misión fue desarrollar el programa EAN contigo desde la dirección de permanencia estudiantil de la Universidad EAN, “era un programa de mentores académicos también orientados a la mitigación de la deserción y en un año logramos bajar este índice de seis a cuatro puntos”, afirma la directora de Usense.

Un head-hunter la encontró y le ofreció presentarse a un proyecto nuevo en Colombia, donde tenía la opción de formarse a nivel internacional y crear algo que no existía acá. En el proceso de selección en la entrevista con gerencia por fin pudo conocer qué era CityU, “encontré viviendas universitarias donde trabajaban con gente muy joven. Querían montar un programa de acompañamiento similar al que tenían las universidades y generar un sistema de retención que al fin y al cabo era en lo que yo había trabajado. A mí me gusta mucho asumir los retos y después de pensarlo durante una semana llegué”, cuenta Angélica Cabra.

Nuevas sensaciones

Cuando llegó a CityU existía vida residencial, era un programa de acompañamiento psicosocial, contaba con psicólogos que estaban pendientes de los residentes y todo estaba basado en el manual de convivencia. Inmediatamente se empezó a hacer un trabajo de reconocimiento, identificar qué no se ajustaban al modelo de negocio y a la población que existía.

“Yo empecé a determinar que acá no iba a funcionar el mismo proceso que desarrollaban las instituciones de educación superior. Dentro del proceso de investigación empecé a caracterizar la población y me di cuenta que las necesidades iban más allá del aula, que nosotros éramos su hogar”, recuerda Angélica Cabra, directora de Usense.

Junto a su equipo Angélica comenzó a diseñar unas estrategias que estuvieran centradas en el lugar, en la pertenencia, en el sentimiento de acogida para los residentes, cómo se podría llenar ese vacío siendo sus amigos y ayudarlos en el proceso de adaptación a la vida independiente, separó totalmente lo que era la adaptación a la vida universitaria y a la vida independiente.

Se creó un modelo de acompañamiento donde se garantiza la convivencia desde la particularidad del residente. Anteriormente no se identificaba tanto quiénes eran ellos, sino que la norma era generalizada. Las oportunidades no pararon para Angélica, “la empresa me dio la oportunidad de viajar, estuve en Toronto, México y Florida, a la par trabajaba remoto en Nueva Zelanda revisando diferentes experiencias, contactándome con universidades. Cuando veo todas esas experiencias en instituciones de alta calidad me empiezo a dar cuenta cuáles son esas falencias y esas cosas nuevas que hay por hacer”, afirma Angélica Cabra.

Después de todo el proceso, Angélica liderando a su equipo, logró tener una retención superior al 70% de residentes. En ese momento aparece una nueva oportunidad para ella, desarrollar otro proceso de acompañamiento en otra universidad.

Angélica vuelve después de diez meses y presenta a la gerencia una propuesta sobre un modelo de experiencia sensorial centrado en cómo traer a la mente y al corazón de los residentes a CityU. Además, coincide con la pandemia, que en lugar de detener toda esta transformación, impulsa la implementación de un modelo híbrido para estar más cerca de los residentes, así nace Usense.

Usense es un modelo de vivienda en donde no sólo se encuentra un hogar para dormir, también es un lugar para que cada residente construya su historia, se rodeé de las personas que quiere y que están pendientes de él/ella y que van a estar como soporte en todos los momentos de la vida.

“Este modelo se nutre porque logró traer muchas personas con las que he trabajado antes y eso hace que todo ese conocimiento previo de mi vida funcione para poder crear lo particular del momento, definir las actividades que íbamos a hacer y cómo nos íbamos a organizar. Este momento no solamente trae lo operativo del día a día, sino cambiar la línea de comunicación para tener más cercanía en la vida de las personas. Por ello empiezo a estudiar mucho acerca de marketing digital y de cómo puedo fortalecer la empresa poniendo una fuerza comercial desde un modelo de acompañamiento, algo que no existe ningún lado”, cuenta Angélica Cabra, directora de Usense.

Los buenos resultados llegaron inmediatamente y se vieron reflejados en los residentes. Ahora no sólo se encuentran en CityU personas de semestres o años pasados, sino que también retornaron los residentes que se desvincularon y quisieron volver con su familia CityU.

La cultura nos mueve

Junto con este nuevo modelo también se quiso explotar lo que últimamente se ha perdido, la cultura. La ciudadela se convierte en el punto de encuentro de los jóvenes, no sólo para pasar el tiempo, también para disfrutar del arte en todas sus expresiones. “Yo traje a BOGOSHORTS, a MidBo, a Narrar el futuro, hice el primer Encuentro Internacional de Residencias Universitarias en Latinoamérica”, explica Angélica Cabra.

Crecer con los que amo

Darle la oportunidad a estudiantes que sean parte de un proyecto en crecimiento es uno de los aspectos que diferencian a CityU de todas las residencias estudiantiles en Colombia. “Mi equipo es 100% de estudiantes porque cuando uno está en la academia la creatividad fluye, cuando eres profesional a veces te truncan los procesos y no permite que tú sientas la misma pasión”, argumenta la directora de Usense.

Por eso el sueño más grande que tiene Angélica es ver varios directores de Usense en el futuro educados por ella. “Formar las personas aquí, que empezaron como asistentes y verlos ahora como profesionales y trabajando conmigo esa es mi ilusión, poder enseñar. Es más, creo que todo lo que le estoy aportando a la educación no es sólo por ellos, es también lo que espero que mi hijo reciba en unos años”, asegura Angélica Cabra.

Angélica desde la dirección de su equipo Usense sigue trabajando por la educación desde su casa, CityU. “CityU es mi creación más bonita en este momento, es el resultado de muchas cosas lindas que me han regalado los residentes a lo largo de estos años, es el lugar en donde yo he podido desarrollarme completamente. CityU es mi casa, mi hogar, es donde está mi familia y mi equipo”, Angélica Cabra, directora de Usense.